¿Cómo nuestras emociones afectan nuestra salud intestinal?

Los problemas estomacales son uno de los síntomas más comunes del estrés y la ansiedad. Ya esta bien clara la conexión bilateral entre el intestino y el cerebro a través del nervio vago. Al igual que el cerebro, tu intestino está lleno de nervios llamados sistema nervioso entérico, también conocido como el “segundo cerebro”. El sistema nervioso entérico tiene el mismo tipo de neuronas y neurotransmisores que se encuentran en su sistema nervioso central. Esta conexión entre el cerebro y el intestino afecta tu digestión, estado de ánimo y tu forma de pensar.

Cómo se relacionan tu intestino y tu cerebro

Tu segundo cerebro maneja y controla tu digestión, desde tragar hasta la liberación de enzimas. Asegura la descomposición de los alimentos en pequeñas partículas, controlando el flujo sanguíneo para la absorción y eliminación de nutrientes.

Durante décadas, los investigadores pensaron que la depresión y la ansiedad contribuían a que las personas experimentaran el síndrome del intestino irritable (SII) y problemas intestinales funcionales como estreñimiento, diarrea, distensión abdominal, dolor y malestar estomacal. Sin embargo, otros estudios muestran que podría deberse al sistema nervioso entérico.

El sistema nervioso entérico se comunica con tu cerebro a través del sistema nervioso y sus hormonas. También se produce un intercambio de información entre el intestino y el sistema inmune, lo que afecta a la salud mental en general. También se cree que contribuye a enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer, el autismo, la esclerosis múltiple, el dolor y la ansiedad.

Síntomas y condiciones intestinales relacionados con el estrés

Cuando estamos nerviosos o ansiosos el cuerpo libera algunas hormonas y sustancias químicas que ingresan al sistema digestivo. Esto puede afectar a los microorganismos que viven a lo largo del intestino (microbiota), ayudando en el proceso de digestión y disminuyendo la producción de anticuerpos. El desequilibrio químico de la microbiota puede causar varias afecciones gastrointestinales, como:

  • Indigestión
  • Malestar estomacal y diarrea
  • Síndrome del Intestino Irritable (SII)
  • Estreñimiento
  • Pérdida de apetito o hambre inusual
  • Náusea

Cómo mejorar tu salud intestinal

Dale importancia a tu digestión. Después de una comida, es importante estar relajado para producir los jugos gástricos necesarios para absorber los alimentos. El jugo gástrico es esencial para la absorción de vitaminas, minerales y nutrientes necesarios para mantener un cuerpo y un cerebro sano.

Cuida lo que comes y cómo comes. Evita la comida chatarra, las comidas procesadas y el exceso de azúcar. Una forma de hacer esto es preparar comidas planificadas previamente, tener algunas meriendas saludables listas. Además, tómate un tiempo cuando coma para saborear la comida, disfrutando y apreciando cada bocado.

Mantente activo. Trata de hacer alguna actividad física diaria, así sea dar un paseo después de comer. Esto puede ayudarte a reducir el estrés y mejorar tu bienestar físico y emocional.

Mantente bien hidratado. Trata de beber entre seis y ocho vasos de agua al día para estimular el proceso digestivo.

Busca ayuda!. Un terapeuta que se especialice en ansiedad puede ayudarlo a manejar la preocupación y estrés crónico.

Ahora que conoces la estrecha relación entre tus emociones y tu intestino recuerda cuidar lo que comes, como lo comes y lo que sientes y piensas para encontrar un balance.

Gracias por leerme!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: