¿Cómo el azúcar puede influenciar tu salud mental?

La mayoría de las personas saben que comer demasiado postre y alimentos procesados puede contribuir a problemas de salud física como la obesidad y la diabetes tipo 2. Mucho menos atención, sin embargo, se ha dado al impacto de una dieta alta en el azúcar en la salud mental, a pesar de que numerosos estudios han demostrado los efectos nocivos que un diente dulce puede tener en el estado de ánimo, aprendizaje y calidad de vida. Además de inflar la cintura y el abdomen, el azúcar y otros edulcorantes, como el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, la miel, la melaza y el jarabe de maple, pueden contribuir a una serie de problemas de salud mental. A continuación te hablo de las mas comunes.

1. Depresión

La montaña rusa de alto nivel de azúcar en sangre seguida de un accidente puede acentuar los síntomas de los trastornos del estado de ánimo. La investigación ha vinculado el consumo excesivo de azúcar a un mayor riesgo de depresión y peores resultados en individuos con esquizofrenia. Hay un par de teorías explicando el enlace. Para empezar, el azúcar suprime la actividad de una hormona llamada BDNF que es baja en individuos con depresión y esquizofrenia. El azúcar también está en la raíz de la inflamación crónica, que afecta el sistema inmunológico, el cerebro, y otros sistemas en el cuerpo; inflamación también se ha implicado en la depresión. Curiosamente, los países con una ingesta alta de azúcar también tienen una alta tasa de depresión.

2. Adicción

Aunque es controvertido, un creciente número de pruebas apunta al potencial adictivo del azúcar. Tanto las drogas como, en menor medida, el azúcar y los alimentos chatarra procesados inundan el cerebro con la dopamina química que, con el tiempo, cambia la función del cerebro. En un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Yale, la simple vista de un batido activó los mismos centros de recompensa del cerebro que la cocaína entre las personas con hábitos alimenticios adictivos. Un estudio de 2007 mostró que las ratas en realidad prefieren el agua azucarada a la cocaína. Las ratas a las que se les dieron productos grasos y azucarados demostraron síntomas clásicos de adicción, incluyendo la tolerancia y los síntomas de abstinencia cuando se quitaron los productos.

3. Ansiedad

La dieta estadounidense estándar, que está llena de azúcar y grasa, no necesariamente causa ansiedad, pero parece empeorar los síntomas de ansiedad y afectar la capacidad del cuerpo para hacer frente al estrés. Las personas que sufren de ataques de pánico, por ejemplo, están híper-alerta ante signos de peligro inminente. El azúcar puede causar visión borrosa, dificultad para pensar y fatiga, todo lo cual puede interpretarse como signos de un ataque de pánico, aumentando así la preocupación y el miedo. Un alto nivel de azúcar y un accidente posterior pueden causar temblores y tensión, lo que puede empeorar la ansiedad.

La investigación ha establecido una correlación entre la ingesta de azúcar y la ansiedad. En un estudio de 2008, las ratas que se atragantaron con el azúcar y luego ayunaron mostraron ansiedad; en un estudio de 2009, las ratas alimentaban con sacarosa en comparación con los productos de alto antioxidante eran más propensos a sufrir ansiedad. Mientras que los cambios en la dieta por sí solos no pueden curar la ansiedad, pueden minimizar los síntomas, aumentar la energía y mejorar la capacidad del cuerpo para hacer frente al estrés.

4. Aprendizaje y memoria

El azúcar también puede comprometer las habilidades cognitivas como el aprendizaje y la memoria. En un estudio en animales realizado por investigadores de la Universidad de California en Los Angeles, seis semanas de tomar una solución de fructosa (similar a la soda) hicieron que las ratas se olvidaran de salir de un laberinto, mientras que las ratas que comían una dieta nutritiva y las que consumían una dieta alta en fructosa que también incluía ácidos grasos omega-3 encontraron su camino más rápido. La dieta alta en azúcar causó resistencia a la insulina, que a su vez dañó las comunicaciones entre las células cerebrales que alimentan el aprendizaje y la formación de la memoria.

Es importante estar antentos a la cantidad de azúcar que consumimos a diaro y al crear conciencia ir disminuyendo poco a poco la ingesta de azucares en nuestra dieta.

Gracias por leer!.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: